productos en una vitrina
22 Jun

Si eres dueño o emprendedor de una tienda online, sabes que la organización de las categorías de tu sitio web puede ser un factor crucial para retener al cliente en tu plataforma de comercio electrónico. Una buena organización implica una navegación fluida y una mejor experiencia del usuario, lo que se traduce en un incremento en las ventas. En este artículo, hablaremos sobre cómo organizar las categorías de tu tienda online para que tus clientes se sientan cómodos y sepan con exactitud lo que están buscando.

1. Identificación

Comienza por identificar tus productos: Lo primero que debes hacer es identificar tus productos y agruparlos en categorías claras. Haz una lista de todos los productos que vendes, tómate un tiempo para estudiarlos y clasificarlos dependiendo de su tipo o categoría. Por ejemplo, puedes clasificar tus productos por género, tipo de producto, tamaño, color, marca, etc. Al hacer esto, asegúrate de no crear categorías demasiado específicas que puedan resultar confusas. Usar Zoho sheets o Excel puede ser de gran ayuda en esta etapa.

2. La jerarquía

Después de clasificar tus productos, organiza tus categorías en una jerarquía clara y ordenada. Las categorías principales deben estar en la parte superior, seguidas de las subcategorías correspondientes. Una jerarquía clara asegura que los clientes puedan navegar por los productos fácilmente y encontrar lo que estén buscando sin tener que pasar demasiado tiempo en el sitio.

3. Identifica (etiqueta) las categorías

Etiqueta tus categorías con nombres claros y precisos: Asegúrate de etiquetar tus categorías con nombres claros y precisos para que los clientes puedan entender rápidamente los productos que se encuentran en cada categoría. Las etiquetas deben ser directas y específicas. Por ejemplo, en lugar de decir «ropa de mujer», es mejor especificar las categorías (blusas, vestidos, pantalones, etc.)

4. Refuerza con imágenes

Logra una navegación fácil y atractiva colocando imágenes que representen cada categoría. Las imágenes pueden ser de los productos que vendes o de algo que represente la categoría, por ejemplo, un sol y una playa para los accesorios de verano. Al agregar imágenes para representar tus categorías, estás haciendo que la navegación sea más visual y fácil para tu cliente.

5. Revisar y ajustar

Finalmente, no olvides revisar y ajustar tus categorías periódicamente. Esto te permitirá asegurarte de que tus productos sigan estando agrupados de manera correcta y que no haya elementos desactualizados en tu sitio. La revisión de tus categorías de manera regular también puede ayudarte a encontrar nuevas maneras de mejorar la experiencia del usuario en tu sitio.

Conclusión

En resumen, organizar las categorías de tu tienda online es un factor muy importante para que los clientes encuentren lo que están buscando rápidamente. Una buena organización implica una navegación fluida y una mejor experiencia del usuario, lo que se traduce en un incremento en las ventas. Si sigues los cinco consejos que te ofrecimos aquí, puedes asegurarte de que tu sitio esté bien organizado y que los clientes se sientan cómodos navegándolo. Ten en cuenta que la organización no debe ser algo rígido, sino algo que evolucione junto a tu negocio. ¡Manos a la obra!